Kant: De la relación entre teoría y práctica en el Derecho Político

Kant considera el contrato social como un “deber primordial e incondicionado” de todos los demás deberes externos”. ¿Por qué? ¿Qué significa “seguridad” para Kant? El contrato social es el pacto mediante el que individuos libre e iguales deciden constituir un gobierno para salir del estado de naturaleza en el que se encuentran, o lo que es lo mismo, para poner coto a las pasiones de los individuos mediante el poder del estado, y para garantizar la protección física y legal de los derecho del cada individuo. En ese estado previo de naturaleza, faltan la ley y la fuerza que la haga cimplir. El Estado viene a cubrir ese hueco, asegurando el cumplimiento de las leyes. Es decir, garantizando la seguridad y la integridad de quienes se colocan bajo su jurisdicción.

La “libertad en las relaciones externas” de Kant es una libertad “negativa”, puesto que significa la no injerencia de los demás en la libre elección (Willkür) de cada individuo de su “fin empírico”, es decir, de su felicidad. ¿Por qué un gobierno paternalista es para Kant “el mayor despotismo imaginable”? ¿Qué significa, según este autor, tener “no un gobierno paternalista, sino uno patriótico”?
El gobierno paternalista sería, según Kant, el mayor despotismo imaginable, porque se trataría de una constitución que suprimiría toda voluntad individual, dejando a los súbditos sin el menor derecho. Mientras que un gobierno patriótico, sería , según Kant, el único que cabe pensar para hombres capaces de tener derechos, tomando en consideración, al mismo tiempo, la benevolencia del soberano. [...] Es aquel modo de pensar en que cada no solo se considera autorizado para preservar sus derechos mediante leyes de la voluntad común, pero no para someter a su capricho incondicionado el uso de todo ello.

Con la igualdad de los hombres “en cuanto súbditos”, Kant ataca la posición privilegiada de los nobles en la sociedad antigua y medieval, quienes tenían la facultad de “coaccionar sin poder ser, a su vez, coaccionados”. ¿Por qué dice Kant que la igualdad de los hombres en cuanto súbditos es “perfectamente compatible con la máxima desigualdad en sus posesiones”?
Porque establece una diferenciación muy clara entre las relaciones que se establecen entre el poder y los súbditos con aquellas que se establecen entre los propios súbditos. Esto es: ante el Estado, o el poder, cualquier miembro del grupo social es igual al resto. No hay ninguno que tenga privilegios o que se sitúe en un plano diferente al del resto de ciudadanos. Todos están bajo la ley. Salvo el Jefe del Estado, que es a través de quien se aplican las fuerzas coactivas. De poder ser coaccionado también, ya no podría ser el Jefe del Estado, “y la serie de coacción se remontaría al infinito. Lo cual, no obsta para que cualquier miembro de esta sociedad, puede lagar a sus hijos el patrimonio mueble que pueda tener a su muerte. Pudiendo derivar esto en grandes desigualdades económicas entre os propios súbditos. Kant defiende una igualdad formal ante la ley, pero no una igualdad material y económica.

¿Por qué, según Kant, la “voluntad pública” ha de ser la “voluntad del pueblo entero”? ¿Cómo concibe Kant la “igualdad de voto”?
Según Kant, como el Derecho (las leyes, las normas) emanan de la voluntad pública, esta debe asemejarse en grado máximo a la voluntad del pueblo, para que el pueblo jamás pueda negarle la aceptación. Respecto a la igualdad de voto, Kant sostiene que todos los individuos son iguales ante la ley (excepto el soberano) pero si que establece una diferenciación en dos categorías: los individuos pasivos (niños, mujeres y quienes no pueden mantenerse por sí mismos) y los individuos activos (quienes pueden mantenerse “sui iuris”)

Describe brevemente por qué piensa Kant que el contrato social tiene una “indudable realidad (práctica)”.
Citando textualmente, “[...]La de obligar a todo legislador a que dicte sus leyes como si estas pudieran haber emanado de la voluntad unida de todo un pueblo, y a que considere a cada súbdito, en la medida en que éste quiera ser ciudadano como si hubiera expresado su acuerdo con una voluntad tal. [...] Lo que viene a decir, es que la vertiente práctica de ese pacto social radica en la legitimación de las leyes y de los gobiernos. Es un medio de legitimación del poder y, por consiguiente, de las normas por él dictadas “Ahí se halla la piedra de toque de la legitimidad de toda ley pública”

¿En qué se basa Kant para afirmar que “el poder que en el Estado da efectividad a la ley no admite resistencia (es irresistible)”? ¿Qué implicaciones tiene esta afirmación?
Kant sostiene que de no existir tal poder coactivo o punitivo, se derivaría una situación tal que, de generalizarse, imposibilitaría de facto la existencia de cualquier ordenamiento civil que garantizase cualquier derecho al hombre. De lo cual, derivamos dos puntos importantes. El primero, que no ha lugar al cuestionamiento de las leyes emanadas del poder constituido, y segundo, que cualquier acción tendente al cambio de tal legislación por vía de la revuelta, levantamiento o revolución, es “ el delito supremo y más punible en una comunidad, porque destruye sus fundamentos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario